jueves, 8 de diciembre de 2016

Crisis capitalista, mentiras mediáticas y resurgimiento socialista (15 septiembre 2011)

CRISIS CAPITALISTA, MENTIRAS MEDIATICAS Y RESURGIMIENTO SOCIALISTA

Por Ernesto Wong Maestre
Un huraćan de grandes proporciones pretende modificar las estructuras económicas y financieras de los centros de poder capitalistas, de donde seguramente emergerá una nueva composición hegemónica imperial que logre enfrentar con mayor poder, por un lado, el avance asiático económico y político liderado por la República Popular China, y por otro lado, el avance de la región latinoamericana liderado económicamente por Brasil y Argentina, y marcado ideológicamente por el bolivarianismo aglutinador de diferentes corrientes del pensamiento emancipador en América Latina y el Caribe.

Mientras EEUU y Europa en su conjunto continúan sufriendo de una fuerte recesión, China incrementó su crecimiento por encima del 10% y la región latinoamericana y caribeña crecieron en promedio por encima del 4%. En toda esa dinámica los contrastes entre ese mundo capitalista euroestadounidese y el mundo del socialismo de mercado del gigante asiático son los más elocuentes.

Cada día que ha transcurrido de este siglo XXI y sobre todo de esta década ha sido testigo de la debacle capitalista y al unísono del resurgimiento socalista como expresión nítida, en la arena mundial, de la marcha de la contradicción histórica entre el trabajo y el capital resuelta en cada caso y en todo el sistema económico mundial desde la producción y la circulación hasta el cambio el consumo.

Esa debacle capitalista es la que contextualiza, condiciona y a su vez permea el Complejo Militar-Financiero-Comunicacional (1) que domina en cada potencia capitalista, esté o no en quiebra. Sociedades que no creen en sus gobernantes y Estados que maximizan sus funciones policiales y de seguridad para permear toda la sociedad porque no pueden satisfacer las necesidades y expectativas de sus pobladores, son dos características de esa debacle del sistema capitalista, tanto en el “centro” como en la “periferia”, es decir, tanto en las sociedades que se autoproclaman “desarrolladas” como en los países subdesarrollados donde aún gobiernan grupos oligárquicos dependientes del sistema imperialista.

Precisamente, el resurgimiento del socialismo es uno de los temas tabus que los aparatos comunicacio­nales (prensa escrita, radio, televisión e internet) del Complejo Militar-Financiero-Comunicacional de­ben afrontar con el arma de la mentira o la falacia para alcanzar dos grandes objetivos: contribuir con la ignorancia de las sociedades o lograr confundirlas. Tanto uno u otro estado del conocimiento (ignorancia o confusión) influirá sustancialmente en las conductas políticas de la ciudadanía, ante los retos de la dominación y hegemonía imperiales.

Resulta parcial y superficial el análisis político, nacional o internacional, que termine solamente en detectar las mentiras, sin llegar a sus motivaciones, a sus causales y a comprender los objetivos que se plantea el CMFC con cada mentira o matriz de opinión previamente diseñada. La conciencia popular acerca de los graves problemas que amenazan la paz y la democracia de los pueblos puede ser seriamente dañada si el análisis de periodistas e investigadores o estudiosos se limita a la simple descripción como continuamente sugieren las metodologías neoliberales que tratan de monopolizar el
llamado análisis cualitativo como la verdad eterna y absoluta, desechando los caminos del verdadero análisis científico. Calidad y cantidad son dos categorías unidas dialécticamente y ello no debe soslayarse.

La ignorancia y la confusión son dos premisas básicas de las estrategias imperialistas actuales para lograr exitos en las otras dos esferas-fuentes del poder imperial: la militar y la financiera (2). De ahí lo imprescindible en considerar lo Comunicacional en cualquier análisis y estudio de los temas internacionales y nacionales relacionados con los Estados y Sociedades. Torrentes de mentiras dirigidas a provocar conductas personales o estatales para incrementar el consumo de armas, aparatos de seguridad, equipos bélicos, juegos de guerra, ropa paramilitar o tecnologías de combate a escala global fortalecen al CMFC. Otro aluvión de mentiras sobre las bondades de los bancos y sus servicios, sobre el uso del erario público para cubrir necesidades “nacionales” cuando de lo que se trata es de resarcir las “pérdidas” o incrementar las ganancias de los grandes grupos financieros transnacionales y nacionales, o mentiras para hacer creer a los pobladores que la salvación a la grave crisis es la inversión privada, están destinadas también a fortalecer al CMFC.

El llamado insistente del líder bolivariano Hugo Chávez a estudiar, a encontrar, comprender y saber usar los argumentos en el debate político, está muy relacionado a esa necesaria acción estratégica para enfrentar con éxito la guerra asimétrica o guerra de 4ta generación que impone el Complejo MFC a los pueblos del sur en su totalidad, sea para mantenerlos en su sistema imperial o para volver a incluirlos en él.

Los argumentos son la base cognitiva o del conocimiento que permiten el convencimiento acerca de la verdad de uno u otro acontecimiento o conocimiento para sirva para refutar las mentiras y las falacias con que el CMFC domina o trata de hegemonizar. Sin poderosos argumentos no hay consolidación de la formación ideológica necesaria con que se debe combatir al poder imperial, sean con los instrumentos comunicacionales o con las armas defensivas frente a bombardeos o ataques militares terrestres.

Como la ignorancia y la confusión son dos premisas cortoplacistas, es decir, que son efectivas solo  para las estrategias imperiales en el corto plazo, pues la verdad, aunque tarde, llega ahora más rapidamente al ser humano dados los adelantos tecnológicos y las propias necesidades de subsistencia y de mercado del sistema capitalista que han extendido los medios de comunicación a muchos sectores sociales antes excluidos, las contradicciones que ello implica están conllevando a un juego peligroso para la propia dominación imperialista. Exalzar las “revueltas populares” o “revoluciones” para eliminar y sustituir a la fuerza a aliados inoperantes o adversarios debilitados o con flancos vulnerables, ocasionará en el mediano y largo plazo un nuevo cambio en la conciencia social de los pueblos y ella a conductas políticas que propiciarán nuevos cambios estructurales. La demagogia y el cinismo terminan revelándose al más incauto.

En medio de la criminal agresión de la OTAN contra el pueblo libio y el torrente de mentiras que a diario inundan los despachos de prensa, notas informativas y artículos de opínión de agencias, instituciones y autores ganados para la causa imperial, resultan muy sintomáticas las conclusiones a las que llegaron los expertos internacionales y fueron aprobadas en el Informe de la UNCTAD-ONU (3) relativas al “desastre” que ocasionará a los pueblos del mundo (por la vía de la economía mundial) la implementación de medidas de austeridad que los gobiernos de las potencias capitalistas deciden para satisfacer las apetencias de los grupos oligárquicos que controlan y dominan el mercado
financiero.

Por supuesto, el Informe de la UNCTAD, aún cuando esconde las verdaderas causas estructurales de la crisis capitalista actual, no formará parte de la lìnea editorial de CNN, de Euronews o de Fox News, ese trío de medios televisivos y digitales manipuladores de las informaciones, o de los periódicos impresos y digitales El País, El Nacional, El Mercurio, El Universal o El Tiempo por citar sólo algunos de la red de medios del CMFC que ensalzan al capitalismo como si este estuviera en el apogeo del siglo XIX o del XX y así impactan sobre los cineastas, diseñadores, músicos y pintores para recrear la cultura bélico-terrorista.

Quizás esos medios lleguen a mencionar el Informe pero rápidamente lo enterrarán o resaltarán los factores secundarios de la crisis como es el de las políticas públicas sin entrar a analizar los intereses de las clase dominante o del grupo oligárquico que promueven dichas polìticas.


NOTAS

(1) He venido insistiendo en los últimos dos años, a través de artículos, en esa nueva denominación que es pertinente para referirse actualmente al llamado Complejo Militar-Industrial surgido a mediados del siglo XX, precisamente como consecuencia de los avances del socialismo europeo licderado por la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En aquel, los dos grandes polos de la fuente del poder político fueron los sectores militares e industriales. En el actual Complejo son tres las grandes fuentes del poder: el militar, el financiero donde se funde lo industrial y lo bancario, y el comunicacional que actúa como un intermediario autofinanciado para que lo financiero y lo militar rindan sus máximos frutos al sistema imperialista.

(2) Para un conjunto interesante de evidencias al respecto consúltense las ponencias presentadas por Estela Calloni, Jalife Rahme, Julio Escalona, Rolando Segura y Jordan Rodríguez en el Foro Artillería del Pensamiento.
 (3) UNCTA son las siglas en inglés de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo que sesiona en Ginebra, Suiza.

Profesor universitario y analista internacional.
Twitter: @ProfeWong
Email:
wongmaestre@gmail.com
Blog: www.profewong.blogspot.com

Léase también en:  http://www.uncafeconangiolillo.com/2011/09/opinion-ernesto-wong-maestre_15.html

No hay comentarios:

Paradigmas

Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela. 17/02/18

Una política exterior favorable a EEUU   Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela Por Ernesto Wong Maestre (*) ...