jueves, 30 de junio de 2016

Un proceso de integración política para conducir la Revolución

El nuevo huracán bolivariano

Por Ernesto Wong Maestre

En sólo sesenta días nuestro líder de la Revolución Bolivariana y Presidente Nicolás Maduro, con el apoyo de una amplia gama de líderes a todos los niveles del espectro nacional y el pueblo bolivariano,  y enfrentado a un contexto agresivo interno y externo, ha logrado comenzar a afincar la idea de una nueva organización política estructurante de los revolucionarios y revolucionarias dispuestos a continuar con mayor ímpetu por el camino abierto por el Comandante Supremo Hugo Chávez. Esa organización –en esencia- agrupará a todos los trabajadores y trabajadoras que están construyendo el presente y el futuro esplendoroso de la Patria. 

  
El Congreso de la Patria comienza a tomar cuerpo y a ser más comprendido por esa “masa crítica” que siempre tenía Chávez para iniciar algún proyecto. Hoy esa masa crítica está más organizada y más consciente que en años atrás, sin duda alguna. Numerosos ejemplos podrían ilustrar esos avances. Atentar contra la idea que la anima y motiva, como es la de estructurar el Congreso de la Patria, es atentar contra el legado de Chávez.

Aunque la idea del Congreso de la Patria ha sido víctima de campañas mediáticas de la burguesía o de opiniones en contra de algún que otro pesimista supuestamente de izquierda, todo parece indicar que es un proyecto mejor concebido, mejor diseñado y hasta ahora bien implementado que la Revolución ha logrado iniciar. Y no es para menos, teniendo en cuenta la raigambre patriótica y valiente del pueblo venezolano.

En cualquier revolución social verdadera para que un proyecto prenda, arranque y se estabilice como proyecto base, tiene que ser masivo, y por ello debe ser muy previsivo y planeado también en todos los tipos de consecuencias, porque las transformaciones siempre tienen que ser con pretensiones universales, de aquí su complejidad, aún cuando se comience llevando a cabo como experimento en una localidad para luego aplicarlo a escala nacional, algo que es recomendable si hay tiempo político suficiente para hacer pruebas del funcionamiento.   

En las condiciones actuales, cuando la burguesía criolla o externa están presentes con sus fuerzas y actuando en contra de esos válidos ideales revolucionarios, la idea del Congreso de la Patria adquiere mucha más significación para el sentir del pueblo y para tener sentido del momento histórico. Ese necesario que deben poseer los líderes socialistas. La significación proviene de esa gama de potencialidades encerradas en el Congreso de la Patria. Una de ellas es que su imagen, proveniente del nombre y de su praxis, está vinculada estrechamente al Plan de la Patria por ser este un compendio de objetivos dirigidos a consolidar la independencia mediante la construcción del socialismo y el desarrollo integral, con protección también integral del medio ambiente nacional y global. Sobre todo, el Congreso de la Patria debe constituir el generador y garantizador de la gran estrategia y la vía para controlar y vigilar los enormes recursos y talento humano de la Nación para hacer realidad y alcanzar los objetivos del Plan de la Patria.



El Congreso de la Patria debe convertirse en ese “triángulo estratégico indisoluble” con pleno dinamismo, compuesto de objetivo-estrategia-recursos al que siempre se refirió Chávez para rectificar, reimpulsar y dirigir la Revolución con mayores y mejores conocimientos. Y además, debe ser el estructurador del pensamiento bien argumentado que permita alcanzar el consenso necesario en cada una de las batallas electorales de la Revolución. "El Congreso de la Patria –dijo Nicolás- es para que preparemos al pueblo en el conocimiento, el compromiso, en la conciencia superior, en la lucha, en el hacer"(1).  Y preparar al pueblo en la conciencia superior es porque del propio pueblo van saliendo muchos con conciencia superior de la lucha actual o futura. Esos son los que dan el paso a frente para la praxis necesaria y enriquecen de ideas, proyectos y sueños los 27 capítulos o frentes del Congreso de la Patria.

Esta semana fue de júbilo bien merecido de los comunicadores, de los religiosos y de los tecnólogos. Esos tres frentes o capítulos del Congreso de la Patria hicieron sus encuentros cumbres con Maduro. Fue en el de los comunicadores donde el camarada Presidente volcó toda su atención en razón de que la comunicación es el ingrediente que media en todos los subprocesos y proyectos, de carácter determinante para una Revolución. 


Ojalá que todos los dirigentes a todos los niveles comprendan esta ley de la construcción socialista que pudiera configurarse así: El ritmo y armonía de la Revolución como proceso dependen del nivel de ejecución de la comunicación integral y extensa entre todo el pueblo, única invariable de gran significación para que el Congreso de la Patria siga “convirtiéndose en el nuevo huracán bolivariano de la nueva fuerza del pueblo venezolano frente a la oligarquía"(2).

CITAS
(1)   Maduro, Nicolás (2016). Discurso en el encuentro del Congreso de la Patria, capítulo Comunicadores. 27/6/2016. Teatro Teresa Carreño. Caracas.
(2)   Idem.


(*) Profesor universitario, analista internacional, editor de revistas, diplomático de carrera y actual co-Presidente de TRISOL (Tricontinental de las Relaciones Internacionales y la Solidaridad). @ProfeWong   
Blog: www.profewong.blogspot.com

No hay comentarios:

Paradigmas

Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela. 17/02/18

Una política exterior favorable a EEUU   Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela Por Ernesto Wong Maestre (*) ...