lunes, 3 de abril de 2017

La Revolución Ciudadana ganó en Ecuador y en Nuestra América



EN ECUADOR TAMBIEN VENCIO EL BOLIVARIANISMO Y LA REVOLUCIÓN

Por Ernesto Wong Maestre

El gran aporte del pueblo venezolano al triunfo del líder ecuatoriano Lenin Moreno es haber resistido estoicamente todos estos meses de intensa guerra hibrida imperial contra Venezuela y no haber permitido que en la semana pasada la derecha haya alcanzado su último fin: derrocar la Revolución Venezolana y facilitar al sistema imperialista apoderarse de los recursos estratégicos y minerales no renovables, así como detener el ejemplo que significa el modelo venezolano para la liberación de los pueblos. Ante esa dinámica, el triunfo de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) dio muestras claras del potencial bolivariano reconocido por los pueblos de la Región, incluido el ecuatoriano, a los que los cabecillas políticos burgueses quieren cortejar con la demagogia que los caracteriza.

Rafael Correa tuvo razón cuando opinó que la ofensiva derechista en Nuestra América no había podido consumar su intención de desintegrar al ALBA y que estaba siendo contenida por los pueblos cada vez más conscientes en esta nueva época. Hoy hay que reconocer y felicitar efusivamente a la Revolución Ciudadana porque con su triunfo también vence el bolivarianismo y se fortalece la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP).

Hoy amanecemos con más fervor y esperanzas en la vía socialista para la consolidación de la independencia y la búsqueda de la total emancipación en nuestros pueblos y naciones.
En Venezuela estamos creando una vía propia al socialismo que ha equilibrado más los poderes reales en pugna con una amplia, aunque perfectible,  participación protagónica de todos los sectores y en especial del pueblo, a través de las Misiones Sociales, proyectos populares y mixtos con el empresariado de gran envergadura económico-financiera-comercial, como los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) o todos los surgidos a partir de los 15 Motores y de la Agenda Económica Nacional propuesta por la Revolución.


Los CLAP han mostrado la amplitud de posibilidades populares cuando las instancias no son secuestradas por ninguna institución o instancia política intermedia y cuando batallan abierta y revolucionariamente en la solución de problemas concretos. Por ello, serán también instancias de legitimación de nuevos líderes de base, y de herramientas y métodos populares para afrontar retos y resolver problemas. En los CLAP se unen diversas experiencias laborales, esfuerzos voluntarios y principios revolucionarios que los convierten, dentro del sistema del Poder Público Nacional, en un nuevo modelo organizativo surgido de las entrañas de una revolución social que está madurando su adolescencia en sus casi 20 años para entrar en la juventud rebelde y más consciente. 

Por ello, hay que cuidar a los CLAP y evitar que se desgasten cargándolos unilateralmente de tareas, sin haberles creado las bases de sostenibilidad. Hasta ahora son viables porque lo que deben hacer lo pueden cumplir casi perfectamente. Más objetivos requieren más organización estratégica y más recursos, y tal triangulo estratégico –a decir del Comandante Supremo Hugo Chávez-   debe concebirse integralmente,  como lo ha sugerido e indicado el camarada Presidente Nicolás.



¡Alerta que la espada de Bolívar y la zurda de Chávez, viven en el corazón y acción de los pueblos de Nuestra América!

@ProfeWong

No hay comentarios:

Paradigmas

Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela. 17/02/18

Una política exterior favorable a EEUU   Grupo de Lima y sus mentiras pretenciosas contra Venezuela Por Ernesto Wong Maestre (*) ...